Consejos para ahorrar combustible.

16.09.2015

Autocas, consejos para ahorrar combustible.
  Estos trucos para ahorrar combustible han sido extraídos de ‘La Guía Verde para el ahorro de combustible en la conducción‘. Esta guía ha sido elaborada por Mix Telematics, empresa especializada en gestión de flotas y comprometida con la reducción de gases contaminantes. Según ellos, el gasto en combustible puede reducirse hasta un 10% siguiendo unas sencillas pautas relacionadas con el vehículo y con el estilo de conducción.
1. Planifica bien la ruta.
Elegir la ruta más adecuada antes de empezar un viaje es el primer paso que deberás seguir si quieres ahorrar dinero en combustible. Debes evitar carreteras congestionadas, ya que por estar parado durante 10 minutos en un atasco aumenta el consumo de carburante en un 14%.
2. Comprueba la presión neumáticos.
Si circulas con una presión incorrecta en los neumáticos, aumentará un 4% el gasto de combustible.
3. No transportes cosas innecesarias.
El peso total del vehículo, incluyendo la carga, influye directamente en el consumo. Cuanto mayor sea, más energía necesitarás para hacer el mismo recorrido (por cada 50 kilos extra, aumenta el gasto un 3%), así que para ahorrar al máximo, únicamente deberías llevar lo estrictamente necesario.
4. Si el motor está frío, gastarás más.
La motorización de tu vehículo se comporta de manera distinta cuando ha alcanzado su temperatura óptima de funcionamiento que nada más arrancar. En ese momento, no es tan eficiente y las diferentes piezas móviles sufren un mayor desgaste. Por eso es importante que evites acelerar con decisión y que conduzcas con la mayor suavidad posible cuando el motor está frío.
5. Mantén una velocidad constante.
Mantén una velocidad lo más uniforme posible y busca la fluidez en la circulación, evitando las marchas cortas, aceleraciones o frenazos bruscos, siempre que sea posible.
6. Utiliza marchas largas.
Si la situación lo permite, puedes saltarte marchas (pasar de tercera a quinta, por ejemplo) para mantener la motorización lo más baja de vueltas posible.
7. No dejes el motor arrancado innecesariamente.
En paradas prolongadas es recomendable que apagues el motor, ya que al ralentí se genera un gasto innecesario que puede llegar a superar el litro por hora.
8. Usa el motor para reducir la velocidad.
Si queremos disminuir nuestra velocidad, se recomienda mantener el motor en la marcha que teníamos engranda (o en una inferior) y levantar el pie del acelerador.
9. Aceleración suave y progresiva.
Si tienes que detener tu coche porque hay un atasco o has llegado a un semáforo, al reiniciar la marcha debes hacerlo con la mayor suavidad posible.
10. Aire acondicionado.
El uso del aire acondicionado puede aumentar el gasto de combustible en un 12%. En ciudad y zonas urbanas, es recomendable bajar las ventanillas y desconectarlo. Sin embargo, cuando circulas rápido es preferible usar este elemento, ya que la aerodinámica de tu coche empeora significativamente con las ventanas abiertas.